Google+ Followers

28 de febrero de 2018

Los dibujos de Rosario Weiss se exponen en la Biblioteca Nacional.



Del 31 de enero al 22 de abril de 2018

La Biblioteca Nacional de España, en colaboración con el Museo Lázaro Galdiano y el Centro de Estudios Europa Hispánica (CEEH), inauguraró el 31 de enero la exposición Dibujos de Rosario Weiss (1814-1843), que estará abierta al público hasta el 22 de abril.
La muestra presenta más de un centenar de obras de Rosario Weiss Zorrilla (Madrid, 1814-1843), en especial dibujos, entre los que destacan los retratos de Francisco de GoyaRamón Mesonero RomanosGuillermo WeissEl marqués de BenalúaLos hermanos Velluti o Una dama de Burdeos, además de numerosos paisajes. El público podrá ver asimismo una veintena de litografías, como AutorretratoEl Genio de la LibertadEsproncedaLarra o Zorrilla, y algunas de sus pinturas, entre ellas Francisco de GoyaLos duques de San Fernando o Ángel custodio.
Este conjunto refleja el trabajo de una dibujante excepcional, conocida sobre todo por su relación con Francisco de Goya (1746-1828). Así, a las piezas anteriores se unen dibujos que el pintor hizo para el aprendizaje de Weiss, como Mendigo, Dromedario y Pantera.
La exposición, comisariada por Carlos Sánchez Díez, del departamento de conservación del Museo Lázaro Galdiano, reúne piezas de esta institución, de la BNE, la Bibliothèque municipale de Bordeaux, el Museo del Prado, el Museo del Romanticismo y colecciones privadas, así como de otros museos e instituciones públicas españolas.

Rosario Weiss vivió con su madre, Leocadia Zorrilla, y Goya en la Quinta del Sordo entre 1820 y 1824, y desde el otoño de 1824 en Burdeos, donde la familia permaneció hasta su regreso a Madrid en 1833. Comenzó a dibujar gracias a los esbozos que el pintor aragonés hacía para que ella los copiara o completara hasta que, hacia 1825, entró en la escuela pública de dibujo que Pierre Lacour (1778-1859) dirigía en Burdeos, donde recibió instrucción académica. Su formación francesa atemperó la expresividad de sus primeros pasos junto a Goya, dirigiéndolos hacia el trazo preciso, limpio y ordenado que entonces predominaba en Francia, a la manera de Ingres.
En Madrid, Rosario Weiss adaptó su estilo al romanticismo hispano con éxito y desarrolló una breve pero intensa carrera profesional. Compaginó la copia de pinturas de grandes maestros, muy demandadas entonces, con la realización de retratos a lápiz de escritores y personajes de la burguesía liberal, en su mayoría socios como ella del Liceo Artístico y Literario. También dibujó del natural apuntes de plantas y árboles, además de paisajes idealizados con castillos, lagos o ruinas. Fue una excelente litógrafa, técnica que aprendió durante su etapa en Burdeos y que siguió practicando en Madrid. 

Weiss fue una de las pocas mujeres que ingresó, como académica de mérito por la pintura de historia, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El 18 de enero de 1842 alcanzó su máximo reconocimiento cuando la designaron para el cargo de maestra de dibujo de Isabel II y de su hermana la infanta Luisa Fernanda, que desempeñó durante muy poco tiempo, pues murió de cólera el 31 de julio de 1843.
Esta exposición reúne obras de la Biblioteca Nacional, del Museo Lázaro Galdiano, de la Bibliothèque de Bordeaux, del Museo del Prado, del Museo del Romanticismo y de colecciones privadas, junto a piezas de otros museos e instituciones públicas españolas.


http://www.bne.es/es/Actividades/Exposiciones/Exposiciones/Exposiciones2018/rosarioweissdibujos.html

26 de febrero de 2018

Albert Marquet: La vehemencia expresionista del fauvismo






















Mujer rubia, 1919

Albert Marquet. Pintor fauvista francés, nacido el 27 de marzo de 1875 en Burdeos. 

En 1890, con el apoyo de su madre, va a París a estudiar a la Escuela Nacional de Artes Decorativas, donde conoce a Matisse, con quien entabla una gran amistad. 

En 1894 ambos entran en la Escuela de Bellas Artes y estudian bajo la dirección de Moreau. 

Entre 1894 y 1904 va al Museo del Louvre y hace copias de los grandes maestros (Chardin, Poussin, Veronés y Claude Lorraine). En estos años su círculo de amigos son Matisse, Mangin y Camoin. 

En 1898, de nuevo con Matisse, entran en la escuela de Eugène Carrière, donde conocen a Derain. 

En 1901 participa con diez cuadros en el Salón de los Independientes; son paisajes de Arcueil y Luxemburgo. 

En 1905 participa en el Salón de Otoño en la primera exposición del grupo fauvista y al año siguiente empieza a trabajar con la galería Berheim Jeune. 

("El Salón de Otoño de 1905 se componía de 18 salas en las que se exhibían 1.636 obras, entre pinturas, esculturas y dibujos, de artistas contemporáneos de todo el mundo. La edición de 1905 fue todo un escándalo. El Salón aceptó una serie de obras que habían sido rechazadas en el Salón de los Independientes del mismo año. 

Se trataba de pintores cuya principal característica era el uso de intensos colores aplicados sobre el lienzo en forma de puntos o manchas. Artistas jóvenes que no pretendían formar parte de un movimiento concreto sino utilizar el color como expresión de libertad. 


La aceptación de estas obras creó una controversia entre los miembros de la dirección del Salón. Defendidos por Desvalliéres y Rouault, decidieron agrupar estas obras en una sala aparte, la Sala VII. 

Estas pinturas fueron colgadas por orden alfabético del autor: Agay, Camoin, Cassis, Derain, Friesz, Manguin, Marquet, Matisse, Puy, Van Dongen, Valtat y Vlaminck. En otras salas se expusieron obras de Jean Puy, Flandrin, Rouault, Van Dongen, Pierre Girieud, pintores que más tarde también serán fauvistas.

La aceptación de estas obras fue tan polémica que el Presidente de la República, Emile Loubet, influenciado por el conservadurismo de la élite cultural francesa, rehusó inaugurar el Salón.")


En 1912 va por primera vez a Tánger con Matisse y Camoin, y luego viajará al norte de África, sobre todo a Argelia, repetidamente a lo largo de su vida.


Escena en el río
El Puerto de Hamburgo, 1909
Puerto de San Juan de Luz. Los barcos azules, 1927
Vista de Galicia, 1932

The Minaret at Sidi Bou Saïd, 1923


A principios del siglo, Marquet expone en salones parisinos (Salones de los Independientes, Salón de Otoño) y toma parte en numerosas manifestaciones organizadas en el extranjero (Rusia, Estados Unidos…). Encuentra a Dufy y Camoin. Está presente en la famosa "Cage aux fauves" (jaula de las fieras) que suscita el escándalo en el Salón de Otoño de 1905. 

En aquel período pinta lienzos en los cuales subraya las formas con un trazo negro, representa retratos, playas normandas o escenas animadas. Con frecuentes vistas en picado el artista representa el Sena, variando este tema con tiempos y luces diferentes. 

En 1925 hace una importante exposición en la galería Berheim Jeune con paisajes pintados en Marsella. Durante toda su vida viajó constantemente por Europa y el Norte de Africa y abandonó el estilo fauvista. Sus cuadros más conocidos tienen por tema los puentes de París. 


Caballo en Marsella, 1916
Puerto de Marsella (1916)

El velero
La terraza

Su primera exposición personal se organiza en 1907 (Galería Druet, París). Queda reformado en 1914. Entre los años 20 y los años 40, Marquet hace numerosos viajes por Europa y África que son fuentes de inspiración y la posibilidad de ver y aprender de otras culturas. 

Después de la aventura fauvista, donde estuvo cerca, más aún que de Matisse, de un pintor más moderado como Dufy, Marquet fue atenuando su gama de color y centrándose en el estudio de los efectos atmosféricos. Su pintura, cada vez más delgada, iba ganando en sutileza, acercándose a veces a la tradición del paisaje chino, con la extremada delicadeza de sus lejanías.

El tema predilecto de Albert Marquet es el paisaje a orillas del agua (mar, lago, río), paisajes que ejecuta en tonos suaves con dominante gris. 

Vista de San Juan de Luz, 1907.
Jardín en Pyla, 1933
Le Pont Saint-Michel et le Quai des Grands Augustins, 1910
Otoño en La Frette, 1946
Place du Gouvernement, Algiers, 1927
La playa de Sables d´Olonne desde el paseo, 1933
L´ Estaque, 1918
La ventana en La Goulette, 1926

The Sandy Beach at Olonne, 1938

A principios de los años 10, Marquet pinta una serie de desnudos femeninos realistas, pero no fue algo importante para él, solo secundario.

Desnudo sobre fondo azul, 1913
Albert Marquet- Las dos amigas, 1912 
Desnudo a contraluz, 1909
Desnudo, llamado "Desnudo fauvista", 1898
Desnudo en el diván 1912
Mujer leyendo, 1925
Autorretrato, 1904

Albert Marquet fue un hombre sensible, apreciado por su modestia. Murió en 1947 en París, inesperadamente, de un ataque biliar.


Fuentes:




Me ha llamado la atención la entrada sobre este pintor que he descubierto en el blog de mi amiga Inma, y he querido compartirlo con vostros. 

https://elrincondemisdesvarios.blogspot.com.es/

El artista  es uno de los representantes del fauvismo. Como sabéis, la palabra fauvista viene del francés fauve que se pronuncia "fov" y quiere decir fiera. Este término se utilizó para denominar el estilo pictórico que se caracteriza principalmente por uso de colores intensos y que surge en París,  a principios del  del siglo XX.






18 de febrero de 2018

Andy Warhol en CaixaForum Madrid.

Warhol. El Arte mecánico  es el título de la exposición, para la que se se han seleccionado obras y documentación variada que sirven de ejemplo a los momentos centrales de tres décadas de actividad creadora del artista, que empezó siendo  un joven diseñador gráfico, durante la década de los 50, y llegó a ser una figura mundial de arte pop, mito icónico de los ochenta.



Su autorepresenetación  se convierte, en la exposición, en una pieza más e importante de su repertorio artístico: una construcción elaborada, posiblemente la más misteriosa y enigmática, por ser tan diferente la que exponía públicamente de la real. ¿Dónde radicaba su verdadera personalidad, su verdadera creencia?





Las propuestas creativas de Warhol expresan una visión mundo  que no se conocían hasta ese momento: La individualidad, como fórmula de vida moderna, implicaba la imposición social de cierta frialdad frente a lo personal y de una objetividad asociada al distanciamiento de una forma de vida que exige sumisión al orden establecido.

Pero al mismo tiempo, y paradógicamente,  esta nueva forma de ver la realidad, lleva la artista a interpretar el mundo  haciendo caso a su impulso personal. Reclamando prioridad para la visión y la emoción propias.



Como Breton o Dalí en la década de los 30, Warhol añadirá a las listas de nuevas herramientas creativas, el fotomatón y la máquina fotográfica; además de usar el proyector de dipositivas, la cámara cinematográfica, la polaroid... Llega incluso a experimentar con los pioneros ordenadores Commodore.




En 1974, para una exposición celebrada en París,  Warhol seleccionó una única imagen de lider comunista chino, Mao Zedong,  partiendo de la visita de Nixon a China (1972). Colgó docenas de pinturas de diversos tamaños, sobre un papel pintado con el retrato repetido de Mao.  Como vemos, el artista aplica toques cosméticos en los labios, en la mejillas y en los párpados, quizás caricaturizando la propaganda política y neutralizando el tono de fuerza masculina, en una parodia política, en la que Mao forma parte de la libertad artística, y el espíritu de los valores estadounidenses.


                       

Quizá, la búsqueda de la originalidad diferenciadora se encuentra, en el caso de este artista, en la labor de perpetua y rutinaria creación del mundo que le rodea: latas de sopa, animales, cajas de jabón, personajes controvertidos... tratados con la frialdad de la últimas técnicas mecánicas.









CaixaForum Madrid. 
Paseo del Pardo 36
Hasta el 6 de mayo de 2018.






12 de febrero de 2018

Inauguración el domingo de Carnaval.


Creaciones de La Avispa Verde y de José Luis Fernández, para días de carnaval y más allá...

Destinadas a superar los días grises, por la alegría y el colorido que desprenden: máscaras, tintas seriadas, collages,  instrumentos musicales  inventados, aviones fantásticos, divertimentos... Todo ello forma parte de esta exposición que se presenta en Tíltide, y que se ha inaugurado este Domingo de Carnaval de 2018. Permanecerá hasta abril.



Una importante la participación fue la de nuestros amigos y clientes que formaron parte de una divertida sesión de photocall utilizando máscaras dedicadas a este fin y realizadas por José Luis Fernández.  Fue genial!.

                                 

 



Observad que hay muchas máscaras forman parte de la exposición. Están  realizadas con papel de 350 gr, alambre y cinta. Pintadas, una a una, y diseñadas con esmero. Constituyen un verdadero
reconstituyente contra el frío del invierno.




                                                             





                                                    

Quimera es la serie mas reciente de La Avispa Verde, inspirada en la fiesta, el  disfraz, y la fantasía que lo ha propiciado. Se subtitula "Armonías de color para días grises", lo que define su identidad y el motivo de su creaciónEn la imagen la tinta seriada titulada Serpentina., creación de La Avispa Verde.



 La obra del fondo en las imágenes anteriores, forma parte una serie temática con la que el equipo La Avispa Verde, nace, mostrando el trabajo realizado en una etapa de creación en el ámbito del diseño en el arte. Se titula  La atracción del VintageDoce visiones inspiradas en la moda y otras creaciones.                                                                         
                                                    


                                                         

                                                    

                                    






Galería de Arte Tíltide
C. Fernando el Católico, 28
Madrid. España.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...